Final

Todo empieza.

Su cara sonriendo atravesando los muros de la multitud, su sonrisa brillante acompañada de esos bucles rubios cayendo sobre sus pómulos. La risa entrecortada y contagiosa capaz de asilarte de la sociedad y sumirte en un sueño con un protagonista. Conversaciones extendidas por el calor de su compañía y la dulzura de su aliento. El calor de sus ojos cristalinos como mar virgen, exento  de contaminación y de la gente, expuesto solamente para que disfrutes del baño, sin prisas, pero sin pausas. Tinta impregnada en la piel, recorrida con tus delgados dedos, siguiendo un patrón hasta desembocar en el acantilado de su cuello, acariciado y besado con ímpetu. Su cara desencajada producida por el orgasmo, por el contacto físico en la fría noche, enfocados por las estrellas, siendo participes de lo salvaje, lo pasional y lo criminal. Unos labios carnosos, llenos de recovecos donde posar los tuyos, donde poder recorrerlos con tu lengua. Manos suaves, capaces de dormirte con solo su roce, o despertarte con una simple caricia.

Y todo acaba. 

 

 

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s