Esperanza

¿Que es la esperanza?

¿Es un sentimiento? ¿Una sensación? ¿Un acontecimiento?

No sabría como describir lo que es la esperanza, solamente algo ineludible que deseamos, un deseo tan fuerte que nos paraliza los sentimientos tan ardientes que circulan por nuestro subconsciente, por nuestro corazón, por nuestra alma.

Esa palabra mágica, que espera el hombre a que se cumpla, nos aferramos como garrapatas que se agarran a la piel a la espera del trago perfecto, de la gota mas deliciosa que hayan probado nunca.

No se si debemos esperar a que se cumplan nuestras esperanzas, puesto que cuanto mas pensamos en ellas, mas nos cegamos de las demás cosas que circulan en nuestra vida, mas nos bloqueamos en un solo pensamiento, dejamos de respirar, de pensar, perdemos el habito de andar, de reaccionar, perdemos el sentido común que nos caracteriza, nos atemoriza pensar en que nunca llegaran a cumplirse.

Si de nosotros dependiera, esa esperanza, se cumpliría, evidentemente, haríamos realidad los deseos mas ardientes, las locuras mas disparatadas, pero, siempre hay un pero, esta vez, tendremos que seguir esperando.

 

Dedicado al esperanzador.

 

Sentimientos

Siempre me repito una pregunta a mi mismo, ¿ Por que nos cuesta tanto sacar a flote los sentimientos?

Los sentimientos, esas sensaciones que tenemos guardadas en lo mas profundo de nuestro ser, que hay veces que nos reconcomen por dentro, que no nos dejan dormir, no nos dejan pensar con claridad, a veces no paramos de darle tantas vueltas a esa sensación, lo fácil que seria sacar todo lo que tenemos dentro, rebuscar, y desprendernos de ellos hacia la persona indicada, pero claro, una vez te encuentras de frente esa persona, con el guion escrito de antemano, repasado miles de veces en tu cabeza, incluso de frente al espejo de tu casa, esa situación, se nos hace cuesta arriba, una pendiente de 90% de inclinación, nos sudan las manos, no somos capaces de mirar a los ojos a nuestro contrincante, pero a la vez tenemos la necesidad de hacerlo, te mira con esos ojos de se lo que estas pensando, pero se que no te atreves a decírmelo por el miedo a mi contestación, si nos paramos a pensar en todo eso, nunca seremos capaces de sacar a flote esos sentimientos, y si no lo hacemos, nos arrepentiremos siempre.

Como ser humano que soy, pienso, que sacar todo lo que sentimos hacia esa persona, solo nos hará bien, porque nosotros inconscientemente hemos elegido a esa persona para expresar todo lo que sentimos, ya que es ella la que nos hace sentirnos así.

No pensemos, actuemos.