Perdóname

  • Lo sé, te endiento y te comprendo, no te juzgo por ello, pero por favor perdóname.

Perdóname por dejarte en el estrabismo, sabes igual que yo que nunca fue esa mi intención, que las horas del reloj se acumulaban en mi espalda, que los segundos golpeaban continuamente mi cabeza introduciéndose por mi cerebro hasta tal punto que era incapaz de controlar la ira, la rabia y furia, teniéndola que expulsar lejos de ti para no dañarte. Claro que añoraba tu compañía, tu tacto entre mis manos, tu olor, tu peso sobre mi cuerpo, como eras capaz de hacerme olvidar de la vulgaridad de este mundo cruel y así introducirme en un subconsciente de fantasía  y vivir aventuras jamás soñadas, de hacerme reír en los momentos que mi autoestima estaba rozando el suelo, de soltarme una lágrima en el día más feliz, de hacerme pasar las noches más cortas a tu lado, te doy las gracias por todo ello, y por todo eso te pido perdón una vez más. Solo quiero que intentes comprenderme, que nunca deje vacía mi mente de ti, que en cada momento lucido pensaba en ti, pero a la vez estaba demasiado lejos para acudir a ti. Soy consciente de todo y por ello me lamento y no sabes cuánto, solo quiero volver a ti, pasear mi mente fuera de aquí, imaginarme un futuro, pasado o presente, hasta incluso crear nuevas épocas, pero todo ello contigo en mi regazo, arropándome cada noche o simplemente matando cualquier rato libre que tenga.

Por favor, déjame volver a tu lado, cogerte, abrirte y leerte de nuevo.

 

cementerio-de-libros-olvidados